Deducciones fiscales para vendedores Amazon FBA

A medida que pasa el tiempo y comenzamos a rentabilizar nuestro negocio y el volumen de ventas aumenta, se hace necesario realizar una declaración de impuestos al cerrar el año fiscal. Para la actividad de ventas por medio de Amazon FBA, se debe hacer al superar los USD $20.000 en ventas.

Pero, es necesario recordar que durante la declaración de impuestos, es posible conseguir algunas deducciones fiscales relacionadas con la actividad y con los gastos operativos asociados a nuestro negocio. Lo importante del tema es aprender cuáles son esas deducciones fiscales para evitar perder dinero por desconocimiento del tema.

Hay 8 deducciones fiscales básicas asociadas con la operatividad del negocio que podemos descontar de nuestra declaración de impuestos y estamos en el momento perfecto, porque en abril cierra el proceso de recaudación en Estados Unidos y ya no podremos hacer ninguna modificación.

¿Qué deducciones fiscales podemos conseguir?

Solo es posible reducir los ingresos gravables de nuestra actuación fiscal considerando los gastos del año fiscal correspondiente a la declaración. Seguramente esta será la primera declaración de impuestos que realices como trabajador independiente y por eso pueden pasarse algunos detalles por alto dada la inexperiencia.

Lo que necesitamos hacer que nuestros ingresos gravables sean lo más bajos posibles, para que el monto a cancelar por concepto de impuesto sobre la renta sea adecuado. El día de hoy les mostraré algunas maneras de ahorrar un poco de dinero en impuestos, por supuesto, sin infringir ningún tipo de ley o reglamento fiscal y siempre buscar ayuda profesional sobre los impuestos.

Las deducciones básicas son por supuesto, el costo invertido en la creación del inventario con el que estuvimos trabajando durante el año fiscal, las tarifas y comisiones que cobra Amazon, relacionadas con la actividad, los gastos asociados a los suministros de envío (cajas, etiquetas, papel, cintas), suscripciones a servicios necesarios para nuestra actividad como el pago anual de Inventory Lab y finalmente, los cursos y todo la inversión educativa que realicemos para mejorar nuestra actividad profesional como vendedores Amazon.

Adicionalmente, hay deducciones fiscales que se encuentran escondidas y que muchos vendedores suelen pasar por alto.

Como los cursos son deducibles de nuestra declaración de impuestos, entonces se convierte en una inversión que podemos cargar a los gastos operativos del negocio y rebajar un poco de los impuestos gracias a ello, con la ventaja adicional de que la instrucción recibida nos permitirá mejorar el rendimiento de nuestro sistema de trabajo.

De la misma manera, antes de realizar la declaración de impuestos es buen momento para actualizar las membrecías y suscripciones a los servicios necesarios para nuestro trabajo. Si tenias una suscripción mensual o trimestral, verás que es mucho más conveniente cancelar en este momento una suscripción anual y esos gastos aplicar el costo de las suscripciones cómo deducciones de impuestos.

Las suscripciones anuales a los diferentes servicios necesarios para operar el negocio, representan una buena cantidad de deducciones fiscales para todo vendedor Amazon FBA y es una oportunidad que no podemos desaprovechar.

Otra deducción posible son los gastos asociados a la mejora de los espacios físicos en los que trabajamos, no importa que trabajemos en casa. Como regla, deberíamos establecer un área dedicada a funcionar como oficina comercial para nuestras actividades laborales, y todas las mejoras, ampliaciones y equipamiento realizado en este espacio es deducible de nuestra declaración de impuestos. Por supuesto, este es un tema un tanto más complejo, que requiere de la asesoría de un profesional que sepa cómo actuar en este caso.

Finalmente, hay algunos gastos que las personas que trabajan desde casa suelen dejar a un lado, pero que en realidad son totalmente deducibles de la declaración de impuestos. Tal es el caso de los cargos realizados por operaciones bancarias y retiros de ATM, facturas de celulares, al menos un porcentaje de nuestro gasto mensual que es el destinado a actividades del negocio.

Los gastos de movilización y el costo de la gasolina es necesario incluirlos en la deducción de impuestos, al menos todos los gastos que se asocien directamente con nuestra actividad laboral. Pero Recuerda solo se puede deducir los gastos de gasolina pero no millas o viceversa pero no las dos.

Por supuesto, estas son solo sugerencias y un contador profesional, experto en impuestos es quien puede ofrecerte la información más exacta y personalizada para atender el caso y mostrarte la mejor manera de ahorrar un poco de dinero en impuestos.

Cualquier pregunta sobre el tema con gusto te la respondo por medio de un comentario.

Deja un comentario