Por qué preferir mercancía de liquidación para tu negocio de reventa

Seguramente ya habrás escuchado mencionar que los vendedores que compran mercancía de liquidación están alcanzando márgenes de beneficios muy altos, y esto es totalmente cierto. La verdad es que las tiendas con esta clase de mercancía ofrecen precios muy bajos en comparación con el precio de venta habitual, y la gran mayoría del tiempo se trata de productos cuya venta está garantizada porque ya cuentan con un público que los necesita, aunque suelen estar en remate para ser descontinuados por diferentes razones.

Existe un error común entre los vendedores de Amazon, y es creer que la mercancía de liquidación es una existencia de productos que se encuentran dañados, vencidos o son de poca venta y por eso están intentando desprenderse de ellos. Si bien esto puede ser verdad, no siempre es totalmente correcto. Si realizamos una investigación exhaustiva dentro de estas tiendas, nos podemos tropezar con muchos buenos productos para vender en Amazon, con amplios márgenes de rentabilidad y con todas las características que apreciamos.

La mercancía de liquidación puede convertirse en una verdadera mina de oro

Muchos de los mejores productos para vender en nuestras tiendas, los podremos ubicar comprando en tiendas de liquidación, pero no se trata de una labor sencilla. Si bien la mercancía de liquidación puede ser una mina de oro en cuanto a ganancias, conseguir esos productos ideales puede ser un trabajo de minería, nos tocará literalmente excavar entre toneladas de mercancía muchas veces sin anuncios y sin identificación, lo cual hace que el proceso se vaya un poco cuesta arriba.

Pero no debemos decaer. Como buenos buscadores de oro, debemos tener la paciencia suficiente para caminar por estos locales buscando productos rentables y evitando todos aquellos malos productos que nos puedan hacer perder dinero.

Lo primero que se debe hacer, es ubicar y familiarizarse con las tiendas de liquidación que existen en su ciudad, de forma tal que puedan sentirse cómodos y visualizar con rapidez los cambios y las novedades que se produzcan de una visita a otra.
Lo siguiente es aprender a disfrutar del proceso de selección de la mercancía de liquidación, ya que de lo contrario, sentiremos que estamos desperdiciando el tiempo en un trabajo tedioso que no queremos realizar. Debemos recordar siempre que el producto estrella, que nos garantizará buenas ganancias y buenas ventas, seguramente no vamos a encontrarlo en la entrada de la tienda. Como buenos mineros, necesitamos recorrer todo el perímetro hasta localizar la mina de oro.

¿Qué es una tienda de liquidación?

Otra cosa que tenemos que tener clara es cual es el concepto real de estas tiendas. Ya que no solo se trata de tiendas que ofrecen algún pequeño descuento, sino de tiendas que están liquidando lotes de mercancía, y hay una gran diferencia entre ambas.

Una tienda de liquidación es aquella en la que se pueden comprar productos que alguna vez estuvieron a la venta en las principales tiendas minoristas del país, pero que ahora por alguna razón ya no pueden estar ocupando los almacenes de las tiendas de los centros comerciales. Una de las razones, en el caso de la ropa, es que se trate de colecciones de la temporada anterior y que ya fueron sustituidas por las prendas de la nueva temporada, muchas veces se trata de ropa de marcas afamadas, otras veces no.
Los fabricantes, cuando la temporada ya ha finalizado, envían a las tiendas de descuento y a los diferentes centros de liquidación del país, toda aquella mercancía que no fue vendida dentro de la temporada, y lo colocan a la venta a precios inferiores, por lo cual nosotros como vendedores podemos comprar entonces mercancía de liquidación a precios muy bajos y obtener excelentes beneficios por cada venta.

Lo bueno de la mercancía de liquidación, es que nos ahorra un paso, ya que tenemos garantía que podrá ser vendida a un precio superior, por lo que no tenemos la necesidad de enfocarnos en calcular si es rentable, y ese tiempo podemos dedicarlo a inspeccionar los productos, verificar su calidad, seleccionar los que más adecuados para nuestro nicho de mercado y todas las cosas que hacemos habitualmente cuando invertimos en nuevo inventario.

Deja un comentario